Es un hecho que cada vez damos más valor a los microorganismos en casi todos nuestros aspectos de la vida. Si ya conocemos su papel de implicación en la microbiota humana, poco a poco vamos descubriendo su esencial trabajo en la restauración y conservación de suelos agrícolas. Por ello, en el blog de hoy vamos a hablar de la importancia de los prebióticos en la agricultura

Frente a esto, ha aumentado exponencialmente el número de soluciones microbiológicas vivas que son incorporadas al suelo. Sin embargo, otro punto importante es destacar el protagonismo que deben tener las sustancias prebióticas. Es decir, compuestos orgánicos que favorecen la multiplicación de la microbiología en el suelo, pero sin estar formados por microorganismos.

 

LA REGENERACIÓN DE LA MICROBIOLOGÍA AUTÓCTONA

Un suelo es un sistema complejo donde conviven miles de bacterias, hongos, nematodos y virus. La mayoría de ellos tienen una gran capacidad de adaptación al medio donde viven, soportando cambios bruscos de temperatura, pH, presencia de agua, etc. Todos estos organismos, beneficiosos, neutrales y perjudiciales conviven de una forma más o menos equilibrada. La presencia de cambios en el medio, ya sea la incorporación de químicos o fitosanitarios, la pérdida de materia orgánica o la falta de oxígeno provocan el desarrollo de algunos frente a otros, causando desequilibrios nada favorables para las plantas. Por ello,

  • Las sustancias prebióticas ayudan a la multiplicación de los organismos inicialmente favorables. Y es que éstas son los que habitualmente se alimentan de la descomposición de nitrógeno o materia orgánica, y que no viven a expensas de la planta, como hongos entomopatógenos, algunas especies nematodos o determinados tipos de bacterias.
  • El desarrollo de este tipo de organismos “saludables” fomenta el denominado suelo supresivo. Un entorno donde hay un perfecto equilibrio y ningún individuo destaca por encima de otro, compitiendo continuamente por los recursos del medio y, con ello, reduciendo la expresión de enfermedades causadas por bacterias, hongos o nematodos.

 

SOIL-MAX Y RENOVO, SOLUCIONES PREBIÓTICAS PUNTERAS PARA EL SUELO

Agran ofrece 2 alternativas para fomentar un suelo rico en microbiología autóctona y potenciar el desarrollo de la microbiología neutral y favorable del mismo.

 

🌱 SOIL-MAX:

👉 agran.es/huma-gro/soil-max/

Este producto de Huma Gro, con Tecnología Micro CarbonoTM, tiene como funcionalidad favorecer la multiplicación de diferentes grupos de microorganismos naturalmente presentes en el suelo. Su tecnología basada en ácidos orgánicos derivados de leonardita de bajo peso molecular sirven de base para alimentar a los microorganismos presentes en la rizosfera, especialmente bacterias fijadoras de nitrógeno, solubilizadoras de fósforo y degradante de sales.

Su aplicación en suelos fatigados regenera la biología natural del medio y mejora sus propiedades físico-químicas.

Fomentar el desarrollo de microbiología neutral o beneficiosa reduce la expresión de organismos negativamente a las plantas, como Fusarium, Alternaria, Pythium sp, etc.

 

🌱 RENOVO:

👉 agran.es/phycotec/renovo/

Renovo es la alternativa prebiótica para agricultura ecológica, donde se seleccionan ácidos orgánicos y polifenoles como materia orgánica directa para la rizosfera.

Su gran atrayente para activar la microbiología es su composición en azúcares reducidos procedentes de microalgas fotosintéticas, cuyos componentes principales pueden superar hasta en un 60% en monosacáridos de los más sencillos de la naturaleza, ayudando a un rápido crecimiento microbiológico y una mayor adaptación a los cambios del medio.

 

 

¿CUÁNDO APLICAR PREBIÓTICOS EN EL SUELO?

Ya hemos comentando la importancia de los prebióticos en la agricultura, pero ¿cuándo debemos utilizarlos?

  • Los componentes prebióticos para activar la microbiología del suelo actúan como preventivos, por lo que deben de aplicarse hasta 20 o 30 días antes del previsible inicio del problema.
  • En general, para cultivos hortícolas se aplican momentos posteriores al trasplante, pudiendo repetir en los momentos de mayor estrés para la planta, ya sea ante situaciones de estrés climáticos, falta de agua o alta carga de frutos.
  • En cultivos arbóreos, suelen ser recomendable la aplicación de prebióticos al inicio de la brotación y desarrollo de raíces, y en momentos puntuales de estrés.
  • Posterior a la aplicación de sustancias bactericidas, fungicidas o desinfectantes, suele ser recomendable aplicar prebióticos como Soil-Max o Renovo para reactivar el desarrollo de este tipo de microorganismos cuya población baja drásticamente.

 

 

+ info en:
👉 https://www.agran.es/

Síguenos en:

🟢 Facebook: https://www.facebook.com/agranhumagro

🟢 Instagram: https://www.instagram.com/agranliquidtechnology/

🟢 Linkedin: https://www.linkedin.com/company/37223287

Entradas recomendadas