Cómo optimizar los riegos con el uso de surfactantes

Cómo optimizar los riegos con el uso de surfactantes

Los problemas actuales de calidad y falta de agua en agricultura

Existen diversas causas que afectan a la escasez del agua como el cambio climático, contaminación de recursos hídricos, el aumento de la población o el estrés hídrico, entre otros. Así pues, en el blog de hoy hablamos de cómo optimizar los riegos con el uso de surfactantes.

Los agricultores de la zona sur de España muestran incertidumbre sobre la cantidad de agua de riego que van a disponer para cada campaña. De tal forma que, el principal problema al que se encuentra sujeto el manejo del riego es la escasez del agua, conllevando a que los agricultores no puedan organizar el ciclo de sus cultivos y hacer frente a la demanda del mercado.

Actualmente, la agricultura se encuentra supeditada a la disponibilidad del líquido elemento, tanto términos de calidad como de cantidad. Por tanto, resulta interesante aplicar estrategias para aumentar la eficiencia y disponibilidad de agua, destacando el uso de surfactante como una solución óptima a los problemas presentes.

Los suelos se caracterizan como hidrófobos y ello supone una limitación en el desarrollo del cultivo debido a que la penetración del agua disminuye, así como, el aporte de nutrientes al sistema radicular. Dicha penetración se encuentra limitada por la tensión superficial del agua. Por ello, el uso de surfactantes reduce o elimina dicha tensión y el agua penetra mejor en la superficie.

Uso de surfactantes en agricultura

Los surfactantes se conocen como coadyuvantes que reducen la fuerza de la tensión superficial del agua al disminuir la energía de los enlaces entre moléculas de agua e incrementando así el sistema radicular y la absorción de nutrientes.

En la agricultura la aplicación de surfactantes ha ido ganando relevancia debido a las propiedades coadyuvantes que presenta. La función principal de los mismos es aumentar la superficie de contacto entre las fases sólido-líquido mediante la humectación.

En general, podemos dividir entre surfactantes para aplicación foliar (modifican la relación entre las superficies de las hojas y las gotas de aspersión) y surfactantes para aplicación en riego (mejoran la penetración en el suelo).

Todos ellos van a mejorar la dispersión, emulsión, extensión, adherencia y humectación mediante la modificación del comportamiento de los líquidos en la superficie.

Los surfactantes presentan varias ventajas, destacando:

• Válido para todos los sistemas de riego.
• Incrementa la superficie radicular.
• Aumenta la superficie mojada con la misma cantidad de agua aplicada inicialmente.
• Maximiza la disponibilidad y asimilación de nutrientes.
• Disminuye el uso y las dosis de fitosanitarios.
• Compatible y estable mezclado con otros productos.
• Mejora la oxigenación del suelo, favoreciendo el desarrollo de microorganismos.
• Reducción de encharcamientos y asfixia radicular.
• Mejora le eficiencia y consumo de agua disminuyendo pérdidas por percolación, escorrentía, etc.

En general, favorece el cultivo y aumenta la producción.

Existen distintas materias primas surfactantes y no se puede considerar ninguno como ideal, para cada momento del cultivo será necesario aplicar uno acorde a las condiciones climáticas en dicho momento y también a lo que se quiera controlar.

 

🌱 Surf-Max, tecnología surfactante para movimiento lateral del agua

👉 agran.es/huma-gro/surf-max/

Surf-Max posee tecnología surfactante basadas en las propiedades del movimiento lateral del agua, algo muy interesante cuando buscamos optimizar la fertirrigación y el mayor aprovechamiento de los nutrientes.

Por otra parte, esta movilidad lateral también ofrece ventajas a la hora de trabajar con aguas de baja calidad, ya sea por su contenido en sodio o en cloro. Con dicho movimiento lateral, se consigue un mayor desplazamiento de sales fuera del bulbo húmedo, reduciendo la carga salina cerca de las raíces principales.

Surf-Max también ofrece ventajas competitivas aplicado de manera foliar. A bajas dosis, consigue mejorar los tratamientos fitosanitarios y nutricionales por vía foliar, reduciendo el tamaño de gota y aumentando su penetración en la epidermis.

La versatilidad del producto permite su mezcla directamente en los tanques fertilizantes, de forma que podemos dosificar para que cada gota de riego con nutrientes contenga una parte suficiente de tecnología surfactante. Esta opción reduce la operativa de manejo y hace que no sea necesario aplicaciones puntuales (por ejemplo, mensuales), que pierden eficacia y reducen (pero no evitan) los problemas habituales derivados de suelos con baja movilidad de agua y muy hidrófobos.

Cómo actúa Surf-Max

Surf-Max actúa directamente sobre el agua de riego mejorando su capacidad de transporte y movimiento en el suelo, de forma que es capaz de cubrir un área mayor tanto vertical como horizontal, envolviendo a todas las raíces. Además, al eliminar la hidrofobicidad del agua en el suelo, esta circula libremente por el bulbo húmedo de la planta, aumentando su superficie y permitiendo una mayor asimilación de agua con nutrientes.

Estas propiedades que se otorgan al agua y su movimiento en el suelo pueden permitir ahorros de hasta un 20-25% con igual resultado productivo.

Presenta varios beneficios:

• Elimina la compactación del suelo, encharcamientos y malas coberturas hídricas.
• Mejora las características de drenaje de un suelo, aumentando la superficie del bulbo húmedo y cubriendo un mayor volumen de raíces
• Reduce el gasto de agua para la obtención del mismo rendimiento hídrico por la planta.
• Incrementa la absorción de los nutrientes, reduciendo su volatilidad, lixiviación y pérdida de rendimiento.
• Mojante y dispersante adecuado para tratamientos foliares de nutrientes y fitosanitarios.

 

+ info en:
👉 https://www.agran.es/

Síguenos en:

🟢 Facebook: https://www.facebook.com/agranhumagro

🟢 Instagram: https://www.instagram.com/agranliquidtechnology/

🟢 Linkedin: https://www.linkedin.com/company/37223287

La importancia del boro y el molibdeno

importancia del boro y el molibdeno en agricultura

Los micronutrientes juegan un papel esencial en la nutrición de las plantas. Aunque su aplicación es bastante reducida en cuanto a volumen si lo comparamos con otros nutrientes (nitrógeno, fósforo o potasio, por ejemplo), la carencia de ellos causan pérdidas productivas igualmente significativas. En este artículo analizamos la importancia del boro y molibdeno en la agricultura. Aunque siempre se le ha atribuido a estos 2 microelementos un valor importante en la floración y polinización, su papel va mucho más allá de esta fase fenológica.

La importancia del boro en la nutrición vegetal

El boro es prácticamente uno de los microelementos de mayor importancia para las plantas. Está relacionado con la construcción de la pared celular y la gestión de los fotoasimilados (azúcares y carbohidratos) que el cultivo produce.

Su aplicación también se asocia con los tratamientos de calcio, ya que ambos elementos tienen importancia directa sobre la síntesis de paredes celulares. Como concepto vulgar, podemos decir que un elemento es el ladrillo y el otro el cemento que construye la estructura de la planta.

Funciones del boro en la planta

El boro presenta varias funciones en la planta entre las que destacan:

• Estimula la producción y retención de las flores, germinación y elongación del tubo polínico, y el desarrollo del fruto y de la semilla.
• Tiene actividad sobre la producción y regulación hormonal (como también ocurre con el zinc). Su ausencia que la enzima IAA-oxidasa reduzca la funcionalidad de las auxinas, por lo que evita que las auxinas se encuentren en concentraciones suficientes en la flor para producir un estímulo positivo.
• El boro interviene en la producción de proteínas y la movilidad de azúcares y carbohidratos.
• Participa en la formación de la pared celular y su estabilidad.
• Ayuda a metabolizar el nitrógeno.

La importancia del molibdeno en la nutrición vegetal

El molibdeno es otro micronutriente esencial para las plantas. Su valor diferencial radica en la alta movilidad que tiene en el interior de la planta, todo lo contrario con el resto de microelementos.

Su actividad es prácticamente silenciosa dentro de la planta, pero realmente esencial. Si bien el boro tiene un efecto directo sobre la floración y la producción de azúcares, el molibdeno actúa cubriendo funciones básicas, algo desconocidas para mucha gente. Por ejemplo, es parte integrante de las reacciones redox y actividad enzimática, como por ejemplo, la adecuada asimilación del nitrógeno en forma de nitrato (nitrato reductasa).

Funciones del molibdeno en la planta

• Interviene en la fijación de nitrógeno.
• El molibdeno es un componente clave en dos enzimas que convierten el nitrato a nitrito, para luego transformarlo a amoníaco. Su ausencia evita la correcta transformación del nitrógeno en aminoácidos.
• Ofrece sinergias con la asimilación de hierro.
• Favorece la transformación del fósforo dentro de la planta.

¿Cuándo se recomienda aplicar boro y molibdeno a nuestros cultivos?

La nutrición óptima de nuestros cultivos es la que aporta todos los elementos de manera continua, anticipando las necesidades que pueda tener el cultivo. Sin embargo, la realidad es que no siempre podemos hacerlo o existen etapas específicas donde se requieren mayores cantidades de estos 2 elementos.

Suele ser común encontrar productos que contienen una mezcla de ambos, siempre con predominancia del boro debido a que las plantas lo requieren en mayor concentración. Tanto el boro como el molibdeno tienen actividad directa sobre polinización y fecundación de las flores, por lo que la planta debe tener suficientes niveles de estos dos microelementos antes de que se produzca la floración.

Si bien la floración en la mayoría de cultivos arbóreos viene determinado por las reservas de la campaña anterior, en la etapa actual, con el aporte de boro y molibdeno, se determina la viabilidad de esas flores. Por ello, este aporte permitirá que se produzca suficiente polen de calidad y un mayor número de frutos producidos.

En los cultivos de hoja caduca, las aplicaciones de boro y molibdeno, entre otros elementos, aumenta la producción de proteínas y azúcares y su transporte a los órganos reserva, en este caso las raíces. Esto permite aumentar la reserva energética del cultivo para una futura campaña exitosa.

🌱 Boramol: boro y molibdeno con inductores de auxinas y citoquininas.

👉 https://agran.es/boramol/

La importancia del boro y el molibdeno en la agricultura es tan fundamental que desde Agran se ha diseñado Boramol, un producto creado para contener una relación ideal de boro y molibdeno en suspensión, lo cual permite mejorar las mezclas con fitosanitarios y otros productos nutricionales.

Sin embargo, el valor añadido de Boramol es que contiene inductores de auxinas y citoquininas de origen natural, lo cual permite actuar doblemente sobre la floración y polinización de los frutos.

Cuando el boro va ligado a estos promotores auxínicos, la calidad del polen aumenta exponencialmente, incrementando la disponibilidad de ácido indolacético y de boro para evitar la oxidación del ácido indolacético.

Ventajas de Boramol:

• Relación óptima de boro y molibdeno para favorecer la actividad del polen y todos los procesos relacionados con la fecundación.
• Contiene inductores naturales de fitohormonas que trabajan conjuntamente con los microelementos para cubrir etapas fisiológicas vitales.
• Aumenta la movilidad de azúcares de las fuentes productoras (hojas y tallos) a los sumideros (flores, frutos y raíces).
• Ofrece una formula concentrada que corrige rápidamente las deficiencias de estos dos micronutrientes.

Este producto se puede aplicar foliarmente y en fertirrigación para todo tipo de cultivos.

 

+ info en:
👉 https://www.agran.es/

Síguenos en:

🟢 Facebook: https://www.facebook.com/agranhumagro

🟢 Instagram: https://www.instagram.com/agranliquidtechnology/

🟢 Linkedin: https://www.linkedin.com/company/37223287

 

Por qué el análisis de savia ayuda en los cultivos

análisis de savia para los cultivos

A medida que pasan los años aparecen nuevas formas tecnológicas de mejorar la producción y obtener un mayor control de la fertirrigación y nutrición vegetal de nuestros cultivos. Una estrategia que nuestra empresa, Agran Liquid Technology, lleva utilizando desde hace más de 6 años es la medición del extracto de peciolo mediante ionómetros de savia, y, por ello, hoy queremos contarte por qué el análisis de savia ayuda en los cultivos.

Este sistema de trabajo permite conocer casi al instante los nutrientes concentrados en el jugo celular de la savia extraída, de cara a obtener más información relevante para definir una estrategia en el cultivo.

En qué consiste la medición mediante análisis de savia

El análisis de savia o extracción de savia de peciolo es una técnica sencilla y práctica de obtener, directamente de la planta y en pocos minutos. Se obtiene información relevante sobre nutrientes acumulados en el jugo celular o savia de cualquier planta.

Bajo esta técnica se pueden obtener valores recogidos en ppm o mg/L de los siguientes nutrientes:

  • Nitrógeno en forma de nitrato (NO3), medido en mg/L
  • Potasio (K2O) medido en mg/L
  • Calcio (Ca2+) medido en mg/L
  • Sodio (Na+) medido en mg/L
  • pH
  • Conductividad (CE) medido en mS/cm
  • º Brix (%) o concentración de azúcares

La diferencia que presenta este método de diagnóstico frente al análisis foliar de laboratorio es que solo permite leer los nutrientes que se encuentran solubles (móviles), en lugar de todo tipo de estado de nutriente, incluido formas insolubles. Por ello, resulta muy interesante porque su lectura se asemeja, comparativamente, a un análisis de sangre real, pero en vegetales, obteniendo información sensible e importante ante la toma de decisiones.

Ventajas de la herramienta de análisis de savia

¿Por qué el análisis de savia ayuda en los cultivos? Vamos a conocer sus ventajas:

  • Conocer in situ la despensa de nutrientes del cultivo.
  • Aumentar la información antes de la realización de tratamientos foliares o preparación de tanques de abonado para fertirrigación.
  • Adelantarse a posibles carencias nutricionales o desajustes en la fertilización.

¿Cuál es la relación entre los nutrientes?

Cualquier cultivo mantiene un equilibrio constante entre cationes (nutrientes con carga positiva) y aniones (nutrientes con carga negativa). El desequilibrio de un nutriente puede afectar al resto y, con ello, se pueden llegar a sufrir pérdidas productivas, carencias nutricionales o desequilibrios.

Por ejemplo, el potasio (K+) compite directamente con la concentración de calcio (Ca2+), sodio (Na+) o magnesio (Mg2+), por lo que un exceso de este nutriente afecta negativamente a la asimilación del resto.

Dependiendo de la fase fenológica o de crecimiento del cultivo, la concentración de nutrientes variará. A inicio de cultivo (brotación hasta producción de frutos), es habitual disponer de mayores reservas acumuladas de nitrógeno y menor acumulación de potasio. Sin embargo, conforme aumenta la reserva de elementos que absorben fotoasimilados (carbono y azúcares), la tendencia del nitrógeno es reducirse y la del potasio aumentar.

Este nitrógeno, no se reduce necesariamente por un menor aporte en fertirrigación, sino también por una mayor actividad de la planta que transforma rápidamente este elemento en elementos de carbono: proteínas, aminoácidos y azúcares. Con ello, los º Brix en savia aumentan progresivamente como anticipo a la mayor acumulación de estos elementos en los frutos.

Un ejemplo de ello lo realizamos a través de estas imágenes:

análisis de savia para los cultivos
análisis de savia para los cultivos

análisis de savia para los cultivos

 

Como se puede ver, la tendencia en la secuencia de análisis ha sido una bajada progresiva en la acumulación de nitrógeno (NO3) y una constante subida tanto de potasio (K+) como de º Brix.

Como es habitual, cada cultivo, variedad y forma de cultivo tiene sus propios valores, por lo que es necesario disponer de una base de datos sólida para ajustar los parámetros al máximo posible.

Por todo ello, el equipo de Agran pone a disposición de sus clientes el seguimiento del cultivo mediante análisis de savia, una herramienta muy importante para tomar decisiones en cualquier tipo de cultivo.

La importancia del aminograma en un aminoácido

Uno de los productos bioestimulantes más utilizados y reconocidos en la agricultura actual son los aminoácidos, de los que podemos encontrar una gran variedad de opciones, concentrados y mezclas. Así pues, conocemos la importancia del aminograma en un aminoácido.

Sin embargo, podemos cometer el error de no profundizar en su composición y centrarnos únicamente en la concentración final. Y, sin embargo, lo que determina el resultado final en la aplicación es la caracterización de su aminograma y la heterogeneidad del mismo.

En este artículo dilucidamos sobre la composición de un aminograma y cómo diferenciar los distintos aminoácidos presentes en el mismo.

 

Los aminoácidos como fuente energética de carbono y nitrógeno

Los aminoácidos se caracterizan por ser estructuras orgánicas reconocibles por las plantas, de bajo peso molecular y como consecuencia de la desfragmentación de las proteínas, estructuras más complejas y de mayor tamaño.

Este proceso de descomposición de proteínas y péptidos se lleva a cabo por medio de “agentes catalizadores” conocidos como enzimas.

En función de la calidad de la proteína y el proceso enzimático se obtendrá una concentración distinta de todos los aminoácidos esenciales que una planta necesita.

Por tanto, el proceso de formulación y la fuente original de proteína es sumamente importante para obtener un concentrado aminoácido de calidad.

 

Efectos de los aminoácidos en las plantas

Al conocer la importancia del aminograma en un aminoácido es necesario saber que:

  • Aumenta la absorción de los nutrientes.
  • Estimula la resistencia de las plantas a agentes externos.
  • Alivio de situaciones de estrés.
  • Efecto enraizante.
  • Estimulación de la floración.
  • Mejora del cuajado y calidad de los frutos.
  • Mayor contenido de azúcares en la cosecha.
  • Precocidad.
  • Mejora en el tamaño y la coloración del fruto.

Sin embargo, dependiendo de la concentración y la heterogeneidad del aminograma, se podrá conseguir un efecto u otro, ya que no todos son absolutamente versátiles ni funcionan de la misma manera.

De ahí la importancia de saber reconocer la diferenciación de un aminoácido frente a otro según su uso.

 

La función específica de cada aminoácido

Ác. Aspártido > Potencia el efecto del resto de aminoácidos

Ác Glutámico > Brotación y formación de hojas, floración y cuajado

Alanina > Aumenta la concentración de clorofila en la planta

Arginina > Actividad enraizante e inductora de la fitohormona auxina

Fenilalanina > Calidad de frutos, aumento de polifenoles y proteínas

Glicina > Actividad quelante, brotación y floración

Histidina > Aumenta la resistencia de la planta frente al estrés

Isoleucina > Regulador metabólico

Cistina > Aumenta la resistencia de la planta frente al estrés

Leucina > Actividad predominante sobre floración y cuajado de frutos

Lisina > Aumenta la absorción nitrógeno, producción de clorofila y frente a sequía.

Metionina > Precursor de etileno, acción maduradora y efecto enraizante

Prolina > Favorece la salida de estrés

Serina > Potencia el efecto del resto de aminoácidos

Tirosina > Acción antiestrés y balance energético

Valina > Favorece la germinación semillas y aumenta la resistencia de la planta

Hidroxiprolina > Mejora el equilibrio hídrico, la producción de polen y la resistencia

Triptófano > Producción de polifenoles y resistencia de la planta (alcaloides)

 

🌱 Agran Amino 10: heterogeneidad y composición como valor añadido

👉 https://agran.es/agran-amino/

En base a lo comentado, hemos creado una fuente de aminoácidos versátil y completa a través del producto Agran Amino 10, basado en hidrólisis enzimática de origen animal.

Por su concentración, predomina la concentración de Ácido glutámico, Glicina, Prolina y Serina, por lo que fomenta principalmente la brotación y formación de masa vegetal, la floración, la salida del estrés y la actividad del resto de aminoácidos.

En base a su composición, las principales recomendaciones de este producto se basan en aplicaciones a inicio de actividad vegetativa, en floración y en momentos de estrés, especialmente por calor, retraso en el crecimiento o en momento críticos como floración y cuajado de frutos.

Su origen animal permite conseguir una relación ideal de aminoácidos libres junto con cadenas cortas y largas de péptidos, así como una gran concentración de nitrógeno y materia orgánica.

Cuenta con certificación ecológica y se recomienda su aplicación tanto por vía foliar (200-300 cc/100 L de agua ) como en fertirrigación (3-4 L/ha).

 

 

+ info en:
👉 https://www.agran.es/

Síguenos en:

🟢 Facebook: https://www.facebook.com/agranhumagro

🟢 Instagram: https://www.instagram.com/agranliquidtechnology/

🟢 Linkedin: https://www.linkedin.com/company/37223287

Color y azúcares en frutales de hueso

La Región de Murcia y otras zonas en Andalucía albergan una de las mayores superficies de frutales de hueso de recolección temprana, donde la mayor parte se recolecta entre los meses de mayo y junio. En este artículo analizamos cómo obtener color y azúcares en frutales de hueso para conseguir mejores resultados.

En esta época, es vital dar los últimos empujes en la fertirrigación para conseguir el calibre, color y contenido en azúcares suficiente para conseguir una fruta de primera calidad.

En dicha fase, el potasio se convierte en el nutriente por excelencia para el cultivo, aunque las aplicaciones equilibradas de calcio y fósforo junto con este elemento han demostrado mejores resultados.

Nutrición para la etapa de maduración en frutales de hueso

Las estrategias de fertilización en las etapas finales de maduración, previas a la cosecha, suelen dar la mayor importancia a la fertilización potásica, un elemento vinculado en el transporte de azúcares, la regulación hídrica y el aumento del peso específico en los frutos.

Sin embargo, si este nutriente es apoyado junto a otros, los resultados finales pueden ser más eficientes.

Las estrategias de fertilización en las etapas finales de maduración, previas a la cosecha, suelen dar la mayor importancia a la fertilización potásica, un elemento vinculado en el transporte de azúcares, la regulación hídrica y el aumento del peso específico en los frutos.

Sin embargo, si este nutriente es apoyado junto a otros, los resultados finales pueden ser más eficientes.

Importancia del fósforo en la maduración

El fósforo es un elemento que se recomienda aplicar de forma continua durante todo el periodo productivo. Sin embargo, en las fases finales de producción vuelve a adquirir importancia dado su papel principal como fabricante de compuestos azucarados y aporte energético.

Las estrategias que aúnan el aporte de potasio junto con el fósforo han demostrado ser muy efectivas en la adquisición del calibre final, aumento de contenido en polifenoles y antioxidantes (elementos involucrados en el color y olor característico de la fruta de hueso) y contenido en azúcares (º Brix).

El fósforo incrementa el color del fruto por impulsar el contenido de antocianina. Además, reduce las fisiopatías comunes en el transporte y almacenaje de fruta.

Función del potasio en las etapas finales de producción

El potasio está involucrado en la mejora de la calidad del fruto. Su empleo de forma continua durante el aumento de calibre de los frutos favorece el aumento de azúcares y sólidos totales (SST).

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el exceso de potasio dificulta la asimilación de otros elementos de gran importancia en la calidad de la fruta, como el calcio o el magnesio.

Calcio

El calcio es un macronutriente secundario muy vinculado a la calidad de los frutos. Favorece la división celular y la calidad de la piel, por lo que se recomienda una nutrición equilibrada durante todas las fases de producción para conseguir una vida postcosecha de calidad.

Productos recomendados en la maduración de frutas de hueso

Yield-Max: esta solución rica en potasio y boro, está ideada para iniciar los procesos de maduración final en la fruta, movilizando los carbohidratos y azúcares acumulados en hojas, tallos y raíces hacia las partes sumidero como son los frutos.

Su acción basada en la Tecnología Micro CarbonoTM promueve la síntesis natural en ácido abscísico, una fitohormona involucrada en los procesos de maduración, adquisición de color, aroma y º Brix, pero sin arrastrar los problemas habituales de postcosecha del famoso etileno.

Celeris: fuente de calcio sin nitrógeno que contiene boro, ideal para impulsar la movilización final de azúcares a los frutos. Contiene promotores enzimáticos de producción de carbohidratos y su fórmula facilita la penetración en los frutos, mejorando la calidad de la piel y la vida post-cosecha.

Fructus: fuente altamente concentrada de fósforo (23% p/p) y potasio (26,5%) en forma líquida, lo cual facilita las aplicaciones foliares. La sinergia entre estos 2 nutrientes permite conseguir el calibre final deseado en los frutos e iniciar los procesos de maduración, color y acumulación final de azúcares.

 

🌱 ➡️ Movilizador de los recursos fotosintéticos (Yield-Max): favorecer los procesos de maduración natural previos a la recolección.

👉 https://agran.es/huma-gro/yield-max/

🌱 ➡️ Calcio (Celeris): estimula los procesos de división celular ligados al uso de calcio, fomentando el equilibrio fisiológico de la planta durante todo su desarrollo.

👉 https://agran.es/phycotec/celeris

 

+ info en:
👉 https://www.agran.es/

Síguenos en:

🟢 Facebook: https://www.facebook.com/agranhumagro

🟢 Instagram: https://www.instagram.com/agranliquidtechnology/

🟢 Linkedin: https://www.linkedin.com/company/37223287

 

Las 3 claves de la nutrición del tomate de industria

El tomate de industria es el cultivo de verano por excelencia en muchas zonas españolas, donde se alcanzan grandes producciones destinadas a consumo industrial (zumos, concentrados de tomate, tomate frito, etc.).

Aunque proviene de la misma especie, las variedades de tomate de industria tienen un comportamiento bastante diferenciado del tomate tradicional, por lo que tanto el manejo como la fertirrigación sufren cambios.

En este artículo te contamos cuáles son las 3 claves de la nutrición del tomate de industria.

El cultivo de tomate de industria

El tomate de industria se cultiva en ciclo corto a partir de primavera, cuando se alejan las temperaturas frías nocturnas y da pie a muchas horas de luz. Para la obtención de buenas producciones, es muy importante la variedad escogida, la climatología, la calidad del suelo y la fertirrigación, donde la gestión del riego es esencial.

A nivel de cultivo, el tomate de industria no es una especie muy exigente en cuanto a suelos, cultivándose de manera frecuente en entornos arenosos, con muy buen drenaje. Además. es preferible disponer de entornos ligeramente ácidos, para el mayor aprovechamiento de los nutrientes.

El éxito de la fertirrigación es aportar a demanda todos los nutrientes para conseguir una floración continua durante toda la campaña, el engorde de frutos homogéneo y la adquisición de azúcares y º Brix suficientes para obtener una calidad productiva alta.

1. Importancia de la programación del abonado en tomate de industria

La primera de las 3 claves de la nutrición del tomate de industria, es programar el aporte de fertilizantes y su distribución a lo largo de la campaña de tomate de industria es sumamente importante. De primeras, si desconocemos la reserva de nutrientes en el suelo, es recomendable realizar un análisis. De esta manera corregiremos cualquier carencia de nutriente antes de la plantación mediante el abonado de fondo.

El exceso de nutrientes también es perjudicial. Un aporte muy abundante de nitrógeno aumenta el desarrollo de la planta y reduce la carga de flores y frutos, aumentando la distancia entre ramos.

Dentro del abonado de fondo, el principal elemento a aportar al suelo es el fósforo, responsable de una mejor instalación de la planta en el trasplante, actividad enraizante y aporte energético en las primeras fases de desarrollo. Este elemento suele aportarse o bien de fondo (suspensiones o fertilizantes granulados) o bien mediante el denominado “starter” una vez se ha completado el trasplante.

2. Abonado de cobertera

Una vez tenemos el tomate de industria trasplantado en suelo, la fertirrigación juega un papel muy importante.

En las primeras fases de desarrollo, antes de la aparición de las primeras flores, se busca un desarrollo vigoroso de la planta que actúe como futuro sostén de los frutos. Por ello, es importante la fertirrigación con prioridad por nitrógeno y fósforo.

Sin embargo, cuando se inicia la etapa productiva y las primeras flores empiezan a fecundar, el aporte de nitrógeno disminuye paulatinamente junto con el fósforo, aumentando el aporte de potasio, calcio o magnesio.

En esta etapa, suele ser común trabajar con una relación NPK 1-0.4-2, aportando también los macronutrientes secundarios calcio y magnesio.

Continuando con la etapa de engorde de frutos y viraje de color, el aporte de nitrógeno y fósforo se mantiene constante, pero el del potasio continua aumentando, de forma que se estimula la acumulación de reservas, azúcares y nutrientes a los frutos.

3. Estimulantes de desarrollo por etapas

La última de las 3 claves de la nutrición del tomate de industria, junto con la fertirrigación comentada, suele ser común aportar bioestimulantes y correctores de nutrientes adicionales. De esta forma se contribuye a cubrir todas las necesidades del cultivo y a mejorar la producción final.

Enraizantes y activadores de suelo

Se recomienda la aplicación de enraizantes y estimulantes de la rizosfera (microbiología y retenedores de humedad). Productos como

  • Augeo (Ecklonia Maxima): relación auxínica alta para favorecer la formación de pelos absorbentes hasta un 40% más que el testigo.
  • Renovo (extracto húmico): activador de rizosfera para aumentar la actividad de la microbiología beneficiosa.

Potenciadores de la floración y formación de frutos

  • Breakout: potenciador de la salida de yemas, flores y cuajado de frutos, basado en la Tecnología Micro CarbonoTM.
  • Vitol: activador del engorde celular para aumentar el peso específico de frutos y el llenado de la pulpa, con Tecnología Micro CarbonoTM.

Activadores de maduración y acumulación de azúcares

  • Coloro: potasio 20% con inductores de maduración y acumulación de azúcares.
  • Yield-Max: finalizador de cultivo que favorece la traslocación de azúcares, vitaminas y carbohidratos de hojas, tallos y raíces a los frutos.

 

+ info en:
👉 https://www.agran.es/

Síguenos en:

🟢 Facebook: https://www.facebook.com/agranhumagro

🟢 Instagram: https://www.instagram.com/agranliquidtechnology/

🟢 Linkedin: https://www.linkedin.com/company/37223287

 

La importancia de la nutrición en la floración del olivar

El olivo es un cultivo de gran importancia en toda la cuenca mediterránea y el territorio español. Siendo España uno de los principales países productores, hoy en día estamos a la vanguardia de las técnicas de cultivo, variedades y nutrición del olivar. Debido a la gran importancia de este cultivo, hablamos de la nutrición en la floración del olivar.

La superficie del olivar en intensivo es cada vez más importante, con marcos de plantación muy reducidos y mayor producción, pero también más dependencia del manejo y las técnicas culturales realizadas.

En cuanto al olivar y su nutrición, la floración y cuajado de frutos es una de las etapas fenológicas más críticas e importantes de todo el ciclo, influyendo de manera significativa en la productividad del olivo, la floración y el cuajado.

Con la salida del botón floral, se inician los tratamientos para floración, de cara a proporcionar todos los recursos nutricionales que el olivar necesita en esta etapa tan crucial.

Este balance nutricional del olivar, que comienza en el llenado de fruto de la campaña anterior, hace que aumente notablemente el número de frutos cuajados. En cuanto a esto, aunque el olivar produzca una altísima cantidad de flores, solo entre el 1 y 2% llegan a formar fruto.

Necesidades nutricionales del olivar en floración

La disponibilidad de nutrientes por parte del olivar puede condicionar el número de flores y frutos viables en la fase de cuajado. Las flores son grandes consumidoras de azúcares y carbohidratos, por lo que es muy importante contar con reservas previas en el árbol para conseguir resultados productivos notables. Por ello decimos que las relaciones entre la nutrición mineral del olivo, la floración y la productividad son complejas y dependen de factores ambientales como la disponibilidad de agua y el frío invernal.

Además, un programa de fertilización sostenible y equilibrado es vital para conseguir una adecuada floración y cuajado de frutos, dando lugar a un rendimiento óptimo una vez se inicie el proceso de producción de aceite (lipogénesis).

Por tanto, una nutrición adecuada y disponible favorecerá la formación del fruto durante su desarrollo aumentando principalmente el rendimiento del olivo. Así pues, los 3 principales nutrientes en la nutrición del olivar son el nitrógeno, fósforo y potasio. Tanto el nitrógeno como el fósforo son importantes para la formación de masa vegetal y conseguir un correcto desarrollo radicular, especialmente en plantones jóvenes. En cambio, el potasio es importante desde el inicio del cuajado, fundamental para conseguir una adecuada movilidad de agua, reducir estrés en verano y favorecer la acumulación de grasa.

Entre los micronutrientes, el boro tiene un papel especial en el olivo, especialmente en el periodo de fructificación. Este elemento es importante en la formación de polen para conseguir una buena fecundación, además de ser un nutriente fundamental en el desarrollo y maduración del polen, acumulándose fundamentalmente en los tejidos reproductores y en menor medida en los órganos vegetativos. También influye en la síntesis de proteínas y en la asimilación de fósforo.

Durante la época de floración, las necesidades nutritivas de boro y fósforo se incrementan y con un suministro adecuado de estos nutrientes se consigue una floración más uniforme y un mayor porcentaje de flores viables.

Nutrientes recomendados en esta fase

Junto con la nutrición en cobertera o fertirrigación, el olivar es un cultivo al que le favorece las aplicaciones foliares de nutrientes y bioestimulantes. La floración, por ser una fase sensible y crítica, es una época muy favorecedora para este tipo de tratamientos. Junto a los productos preventivos de repilo, se suelen aportar estimulantes de aporte rápido de energía o fitohormonas que regulan los procesos de floración y diferenciación celular.

Aminoácidos: Los aminoácidos en prefloración y floración aportan un estímulo energético necesario para dar viabilidad a las flores e impulsar el proceso del cuajado de frutos. Sin embargo, no tienen mucha trascendencia en los procesos fisiológicos relacionados con las fitohormonas. Es importante que el aminoácido contenga un aminograma completo para satisfacer la demanda de cada uno de ellos, ya que existen formulaciones especiales adaptadas a la floración del olivar.

Extractos de algas: Los extractos de algas proporcionan nutrientes que no están presentes en los fertilizantes de uso habitual, como diferentes oligosacáridos, enzimas, vitaminas y fitohormonas. En especial, la floración y el cuajado del olivar se favorece cuando se utilizan este tipo de productos, ya que logran equilibrar la fisiología del olivar para aumentar su receptibilidad a la fecundación de las flores. Uno de los extractos de algas más recomendables para esta fase, especialmente por su relación entre auxinas y citoquininas, es Ecklonia Maxima, procedente de las costas sudafricanas.

 

🌱 ➡️ Aminoácidos (Agran Amino): contiene hidrólisis enzimática natural y es rico en nitrógeno orgánico.

👉 https://agran.es/phycotec/agran-amino/ 

🌱 ➡️ Extracto de algas (Augeo): contiene enzimas que retrasan la oxidación de las fitohormonas y aumentan su actividad biológica.

👉 https://agran.es/phycotec/augeo/

 

+ info en:
👉 https://www.agran.es/

Síguenos en:

🟢 Facebook: https://www.facebook.com/agranhumagro

🟢 Instagram: https://www.instagram.com/agranliquidtechnology/

🟢 Linkedin: https://www.linkedin.com/company/37223287

 

 

Claves para la brotación y floración de la viña

La viña forma parte de la historia de España, consiguiendo una altísima calidad con denominación de origen y muy buena valoración a nivel mundial. Factores climáticos, tipo de suelo y manejo de nuestros agricultores hacen del vino español uno de los más deseados.

Los meses primaverales de abril y mayo despiertan el cultivo de la viña, donde empiezan a emerger brotes y tallos que vestirán las cepas previo la floración. Esta etapa es bastante delicada desde el punto de vista climatológico, ya que las heladas tardías pueden hacer perder casi la totalidad de la futura cosecha.

A nivel nutricional, es una etapa muy sensible, donde hay que abastecer de nutrientes perdidos en la anterior cosecha para que el cultivo llegue con suficiente energía a la floración y cuajado de los racimos.

En este artículo te damos algunas claves para la brotación y floración de la viña para satisfacer la demanda energética.

Los nutrientes más importantes durante la brotación y floración de la viña

A partir de la brotación se dispara el consumo de los principales nutrientes que consume la viña, en especial el contenido de fósforo. Justo entre el periodo donde emergen las yemas y aparecen los primeros racimos, el consumo de este nutriente llega al máximo, por lo que es importante contar con una fertilización vía suelo (líquida o sólida) rica en fósforo.

Tanto el nitrógeno como el fósforo mantienen un consumo en ascenso progresivo, llegando a la máxima demanda que se produce durante las primeras fases de engorde de frutos.

No obstante, para que se genere una buena brotación inicial en la viña, los deberes deben haberse hecho en la campaña anterior, recuperando reservas de nitrógeno, fósforo y potasio y garantizando un buen suministro de microelementos (boro, zinc y manganeso, en especial), para regular la fisiología de la planta.

Nitrógeno: la etapa de mayor requerimiento en la viña coincide con la formación de pámpanos, floración y engorde inicial de frutos, aumentando su necesidad de forma progresiva.

Fósforo: la absorción de este elemento es máxima en la brotación hasta la floración, recudiéndose su necesidad a partir del cuajado de frutos, engorde y envero de forma progresiva.

Potasio: la demanda de este elemento va en crecimiento hasta el pico máximo que se produce durante el cuajado y las primeras fases de engorde. A partir de aquí y al contrario de lo que se piensa, las necesidades se reducen progresivamente hasta la recolección final.

Calcio: se debe aportar de manera constante durante todo el periodo, especialmente en las etapas iniciales. Se ha demostrado como aplicaciones de calcio tardías previenen la aparición de enfermedades y aumenta los aromas en el vino.

Magnesio: se aporta de manera constante en el cultivo, siendo el encargado de dar el verdor al cultivo y fomentar la producción de azúcares.

Estimulantes para la brotación y floración de la viña

Otra de las claves para la brotación y floración de la viña son los estimulantes. Además de contar con una adecuada base nutricional con el aporte de fertilizantes previo a la brotación y movimiento de raíces, existen productos bioestimulantes y correctores cuyo uso fomentan un mayor aporte energético al cultivo, favoreciendo una mayor brotación y unos racimos de mayor calidad.

Durante la brotación y floración, se recomienda la aplicación de los siguientes productos:

AUGEO: concentrado líquido del alga Ecklonia máxima con una alta relación de auxina y citoquinina, creando un estímulo fisiológico que favorece la brotación y la diferenciación celular.

QUELATIO: concentrado de micronutrientes (Cu, B, Fe, Mn, Mo, Zn) con una relación óptima para la viña en la etapas iniciales, previniendo cualquier fisiopatía relacionada con la falta de microelementos, como la clorosis.

CELERIS: concentrado líquido de calcio y boro con promotores fisiológicos de división celular. El calcio y boro favorece la creación y movilidad de auxinas, mejorando los procesos de brotación y floración y aumentando el rendimiento del cultivo.

 

🌱 ➡️ Extracto de algas (Augeo): Proporciona una relación fitohormonal idónea en auxinas y citoquininas para estimular la producción de nuevas raíces.

👉 https://agran.es/phycotec/augeo/

🌱 ➡️ Nutrientes (Quelatio): Mantiene una relación idónea y estable de micronutrientes, justamente lo que la planta necesita para mantener el mejor equilibrio y comportamiento de los elementos.

👉 https://agran.es/phycotec/quelatio/

🌱 ➡️ Calcio (Celeris): Aumenta el número de flores y frutos cuajados, así como garantiza un engorde y calidad del fruto u hoja, previniendo fisiopatías relacionadas con la carencia de calcio.

👉 https://agran.es/phycotec/celeris/

 

+ info en:
👉 https://www.agran.es/

Síguenos en:

🟢 Facebook: https://www.facebook.com/agranhumagro

🟢 Instagram: https://www.instagram.com/agranliquidtechnology/

🟢 Linkedin: https://www.linkedin.com/company/37223287

 

Las 4 claves en la floración y cuajado del pistachero

El pistacho es un cultivo de reciente incorporación en España, especialmente si lo comparamos con otras variedades de frutales y frutos secos. Por ello, cada año se obtiene información nueva y relevante para conseguir aumenta la productividad en un cultivo donde la nutrición, poda y manejo es indispensable para conseguir un alto rendimiento. En este artículo daremos con las 4 claves en la floración y cuajado del pistachero para conocer las principales consideraciones de su proceso de floración y cuajado.

1) La floración como clave para una alta producción
La floración en el pistachero se produce de manera gradual y se anticipa a la brotación, donde lentamente se va cubriendo de follaje el árbol. Sin embargo, en el caso del pistachero es algo más especial si la comparamos, por ejemplo, con el almendro, ya que contamos con flores productivas femeninas y flores masculinas por tratarse de un árbol dioico. En esta fase, es importante asegurar una buena calidad del polen, y este factor depende mucho de la climatología (algo que no podemos controlar) y de la situación nutritiva del árbol (algo que sí podemos manejar). La correcta polinización de las flores femeninas asegurará adecuados ramilletes de frutos para conseguir calidad y producción al final de la campaña. Por tanto, al tratarse de un árbol dioico, es importante el manejo del árbol, ya que tanto con la poda como con la nutrición vegetal podremos conseguir un equilibrio idóneo de ramas y ramilletes en el árbol, y favoreciendo una floración más receptiva a la fecundación.

 

2) Flores masculinas
Las flores masculinas se encuentran localizadas principalmente en las ramas basales del árbol, y son las primeras en madurar en contraposición con las localizadas en partes superiores. Estas flores emiten polen de forma continua durante varios días, siendo interesante asegurar árboles con buen porte para lograr una mayor distribución del polen.

 

3) Flores femeninas
Las flores femeninas tienen una forma totalmente diferenciada físicamente de las masculinas. Cada yema de flor alberga cerca de 150 óvulos, estando receptiva al polen de la flor masculina durante varios días, generalmente de 3 a 4. Por ello, este periodo de fecundación se puede alargar durante más de 1 semana hasta que se produce la formación de todos los frutos. Hay que contar con que cada óvulo de la flor femenina solo está receptiva durante 24 horas, por lo que el deseo final es que se formen entre 15 y 20 frutos por cada racimo. Esta cifra nos indicaría una calidad alta de polinización y cuajado de frutos.

 

4) Importancia de la nutrición en la floración del pistachero
Además de las consideraciones climatológicas y el estado sanitario del árbol, debido a que la floración en este cultivo se produce antes de la brotación, es importante contar con reservas acumuladas de la campaña anterior. De lo contrario, la falta de energía en el balance fisiológico del árbol perjudicará el número de flores viables femeninas y la calidad del polen en el caso de las flores masculinas. De ahí que sea recomendable realizar un estudio pormenorizado de suelo y agua para conocer las necesidades idóneas durante toda la campaña, así realizar tratamientos foliares y en fertirrigación en post-cosecha para recuperar los niveles caídos por la alta demanda de los frutos.

 

👉 La aplicación de bioestimulantes durante el proceso de floración asegura una mayor calidad del polen y una mayor receptividad a la fecundación de las flores femeninas. Los extractos de algas, como Augeo (Ecklonia Maxima), mejoran la calidad del polen, la longitud del tubo polínico y aportan a la planta un balance fitohormonal idóneo entre auxinas y citoquininas para conseguir una floración de calidad y una carga de 15 a 20 frutos por ramillete.

 

Consideraciones finales en las 4 claves en la floración y cuajado del pistachero proceso de polinización en el pistachero
1. Es muy importante conseguir las horas frío demandadas por cada variedad, tanto para las variedades macho como las variedades hembra. Cubrir esta demanda permite una sincronización entre árboles para una plena fecundación

2. El uso de bioestimulantes mejora la calidad del polen y la receptividad de la flor femenina para conseguir yemas de flor hábiles y productivas.

3. Es importante finalizar el cultivo con una demanda alta de nutrientes, de cara a asegurar suficiente energía para el inicio de la floración en la siguiente campaña.

 

+ info en:
👉 https://www.agran.es/

Síguenos en:

🟢 Facebook: https://www.facebook.com/agranhumagro

🟢 Instagram: https://www.instagram.com/agranliquidtechnology/

🟢 Linkedin: https://www.linkedin.com/company/37223287

Cómo mejorar la productividad del cítrico con la nutrición

Cómo mejorar la productividad del cítrico con la nutrición es una de las preguntas que más se repiten en esta época del año en la costa levantina.

Los cítricos son cultivos exigentes en nutrientes, pasando un largo periodo en actividad y con frutos en fase de engorde. Por ello, necesitan la aplicación constante de agua y fertilizantes durante todas las etapas fenológicas. Esa es una de las claves para saber cómo mejorar la productividad del cítrico.

La productividad de este cultivo está influenciada enormemente por la calidad del suelo y el ambiente climatológica, pero también influye de manera importante el plan de fertirrigación que hagamos para nutrir adecuadamente el cultivo.

En este artículo contamos cuáles son las claves para mejorar la productividad en los cítricos a través de la nutrición.

El papel de los nutrientes en los cítricos

En los cítricos, ese esencial conseguir un balance equilibrado entre los macronutrientes y micronutrientes aportados, jugando con las diferentes épocas de aplicación y analizando la asimilación de nutrientes por el árbol.

El pico de mayor consumo de nutrientes, especialmente nitrógeno y potasio, se produce en la fase inicial de desarrollo de frutos, aunque en el caso del potasio, la demanda sigue aumentando hasta prácticamente la cosecha.

Para una fertirrigación eficiente y sostenible de los cítricos, hay que considerar los siguientes aspectos:

  • Analizar cuáles son las necesidades nutritivas del cultivo en función de la variedad, edad del cultivo, patrón y tipo de suelo donde está cultivado.
  • Tener en cuenta cuando se produce el mayor consumo de cada uno de los nutrientes aportados al árbol.
  • Conocer qué nutrientes aporta el agua de riego y qué reservas de ellos contamos en el suelo.

Por tanto, la productividad de los cítricos está determinada por aportar justamente lo que la producción demande en todo momento, ligado a una fertirrigación adecuada y un suministro de agua constante. El principal enemigo de los cítricos es el estrés por falta de agua, causando pérdida de contenido de zumo y reducción del peso específico de los frutos.

 

Cómo mejorar el aprovechamiento de los nutrientes en cítricos

 

👉 Nitrógeno

El cítrico es un cultivo que exige alta demanda del nitrógeno, especialmente en las fases de brotación y desarrollo inicial de frutos. Los rendimientos productivos más altos se han conseguido cuando todo el nitrógeno aportado se encuentra en estado nítrico, algo que se puede realizar cuando se aporta nitrato de calcio y nitrato de potasio.

A su vez, es importante gestionar el aporte de agua cuando se introduce en fertirrigación nitrógeno, ya que un exceso de agua radica en una alta lixiviación de la forma nítrica, perjudicando a la nutrición del árbol y contaminando excesivamente el suelo.

👉 Fósforo

Aunque el fósforo es un elemento de aporte continuo y en menores cantidades que el resto de nutrientes (especialmente nitrógeno y potasio), el equilibrio correcto con el resto de elementos es un factor diferencial para conseguir una mayor producción de frutos.

Por tanto, su suministro no puede nunca faltar ni se deben aplicar cantidades excesivamente altas en etapas específicas. La fácil disponibilidad de este nutriente en los periodos de desarrollo radicular y generación de brotes es indispensable para conseguir altas producciones en los cítricos.

👉 Potasio

Los cítricos extraen más potasio que cualquier otro nutriente de los aportados, por lo que este elemento no puede faltar en cualquier plan de fertirrigación. Sin embargo, a diferencia del fósforo, las etapas de consumo de este elemento son progresivas, aumentando su concentración a partir del desarrollo inicial de frutos y siguiendo con una tendencia alcista.

De hecho, la principal asimilación de potasio sucede en la fase final de llenado y maduración de frutos.

👉 Calcio

El calcio es un elemento que no puede faltar en cualquier plan de fertirrigación de los cítricos. Este elemento es habitualmente empleado vía riego y también aporta nitrógeno en forma nítrica, aumentando la producción final del cultivo.

Su demanda aumenta en las fases tempranas de floración, habiéndose demostrado mejores producciones cuando se aplica en las primera fases de desarrollo, a partir de brotación.

👉 Magnesio

El magnesio es el elemento más olvidado en la fertirrigación. Sin embargo, diferentes ensayos por todo el mundo han relacionado el aumento en la productividad y peso del fruto cuando se aplica de forma continua. El agua de riego aporta cantidades importantes de este elemento, pero no siempre en niveles suficientes, por lo que hay que recurrir a la fertirrigación para completar los niveles demandados por los cítricos.

Por ser un elemento indispensable durante todas las fases de desarrollo, es recomendable aplicar durante todo el ciclo, de manera constante.

 

Aplicaciones foliares para recuperar reservas en momentos puntuales

Los tratamientos foliares han demostrado ser una vía efectiva para corregir carencias o necesidades puntuales en los cítricos.

Su aplicación es recomendable a partir de la brotación y, especialmente, durante el periodo de floración. A partir del desarrollo de frutos, se ha demostrado como aplicaciones continuas de calcio y micronutrientes mejoran la producción y el estado sanitario del árbol.

A su vez, bioestimulantes como aminoácidos o extractos de algas, entre otros, han demostrado ser una fuente alternativa de energía y recursos válidos en periodos de estrés climático en los cítricos, especialmente en verano.

¡Ahora ya tienes claro cómo mejorar la productividad del cítrico!

 

+ info en:

👉 https://www.agran.es

 

Síguenos en:

🟢 Facebook: https://www.facebook.com/agranhumagro

🟢 Instagram: https://www.instagram.com/agranliquidtechnology/

🟢 Linkedin: https://www.linkedin.com/company/37223287